Atracciones turísticas de la ciudad marroquí de Tetuán

Atracciones turísticas de la ciudad de Tetuán

Muchas de nuestras excursiones incluyen una parada en Tetuán, una de las ciudades más fascinantes de Marruecos, situada en el norte del país. Con una población de casi 400.000 habitantes, la antigua medina de Tetuán ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su belleza y singularidad, con murallas almenadas, jardines vibrantes y rincones encantadores. Afortunadamente, la ciudad no está invadida por turistas, lo que permite disfrutarla en solitario. Conocida como la Paloma Blanca, la arquitectura de Tetuán es principalmente blanca, y la parte más antigua de la ciudad se eleva sobre una colina como si estuviera a punto de levantar el vuelo. En los párrafos siguientes, le proporcionaremos toda la información que necesita sobre Tetuán, incluida su ubicación, una breve historia y qué ver y hacer, con especial atención a las opciones gastronómicas y de compras.

Entorno geográfico y clima de Tetuán

Situada en el hermoso valle del río Martil, con las impresionantes montañas del Rif al sur, Tetuán goza de una ubicación única en el Marruecos mediterráneo, en el extremo norte del país. A pesar de no estar situada en la costa, la ciudad se encuentra a sólo diez kilómetros del océano, lo que le confiere un clima más templado y agradable debido a su latitud y humedad en comparación con otras partes de Marruecos. También es una ciudad más lluviosa, con una media de 80 días de precipitaciones al año.

Tetuán se encuentra a poca altitud, a sólo 90 metros sobre el nivel del mar. Aunque está situada al pie de una colina y relativamente cerca del Rif, no tiene clima de montaña. Los inviernos son agradables, pero los veranos son extremadamente calurosos y secos. Enero es el mes más frío y rara vez se registran temperaturas inferiores a 10 grados centígrados. La temperatura media durante los veranos es de 35 grados centígrados, mientras que la temperatura media durante los inviernos es de 22 grados centígrados. Al igual que Marruecos, Tetuán disfruta de un elevado número de días soleados al año, lo que garantiza unas vacaciones agradables en la zona.

História de Tetuán

La historia de Tetuán es un viaje a través de varias épocas que han dejado una huella indeleble en el carácter de la ciudad. Un capítulo importante se desarrolla en su compleja relación con la vieja España, que no sólo contribuyó a la población andaluza siglos atrás, sino que también sirvió de modelo para gran paisaje arquitectónico de la ciudad. Fundada a principios del siglo XIV durante el sultanato meriní bajo el reinado de Abu Thabit, Tetuán comenzó siendo una fortaleza militar destinada a lanzar ataques contra Ceuta. Sin embargo, pronto se convirtió en refugio de piratas mediterráneos, lo que atrajo la ira del rey Enrique III de Castilla, quien, en 1400, arrasó la ciudad y desterró a sus habitantes.

Entre los siglos XVI y XVII, Tetuán experimentó un renacimiento cultural y económico, atrayendo a millones de descendientes de judíos y moriscos expulsados de España en 1492. Sidi Ali Al Mandari, refugiado de la Inquisición española, desempeñó un papel fundamental en la repoblación y revitalización de Tetuán. El siglo XVI supuso para Marruecos desafíos, como el bloqueo naval de Felipe II, pero también oportunidades, al adoptar las sofisticadas costumbres introducidas por los «herederos» de Al-Andalus.

El comercio prosperó bajo Mulay Ismail en los siglos XVII y XVIII. Las hostilidades con España continuaron en el siglo XIX, lo que llevó a la toma de Tetuán en 1859-1860. Recuperada por Marruecos en 1862, cayó bajo control español en 1913 durante el Protectorado, enfrentándose a los desafíos de la Guerra del Rif. En 1956, Tetuán se unió al Marruecos independiente, convirtiéndose en capital del Rif y residencia de verano del rey Mohammed VI.

Lugares de interés en la ciudad de Tetuán

Para facilitar la planificación de la visita a las atracciones históricas de Tetuán, se recomienda crear itinerarios separados para la medina medieval y la ciudad nueva, que se desarrolló sobre todo en la primera mitad del siglo XX. Ambas zonas ofrecen una gran variedad de lugares de interés y experiencias, por lo que a continuación hemos enumerado todas las atracciones que puede visitar en cada lugar.

Medina de Tetuán

Tetuán, como la mayoría de las medinas de Marruecos, tiene un ambiente auténtico. Está rodeada por tres lados por una antigua muralla, y dentro de ella hay un laberinto de calles estrechas, muchas de ellas empinadas y retorcidas. La ciudad descansa al pie de una colina donde aún se conserva buena parte de la kasbah o castillo. A los viajeros con una forma física limitada puede resultarles difícil llegar a la cima de la colina, pero una vez allí se verán recompensados con unas vistas impresionantes de toda la ciudad y las montañas del Rif. Las mismas vistas pueden contemplarse también desde el cementerio circundante.

Las sinuosas callejuelas de la medina evocan imágenes de pueblos y barrios medievales andaluces. No es casualidad, ya que la región fue construida principalmente por judíos y moriscos desterrados de Castilla a finales del siglo XIV. La decoración de azulejos, frecuente en pavimentos, muros y columnas, es similar a la de muchas localidades del sur de España. Los mercados y tiendas de Tetuán ofrecen artesanía tradicional, como joyería, peletería, carpintería y las famosas galletas de Kasra. Los lugareños visten una gran variedad de atuendos, desde los tonos pardos de los campesinos hasta las chilabas blancas de los hombres y los trajes de algodón a rayas rojas y blancas de las mujeres. He aquí una lista de las atracciones de Tetuán, ordenadas aproximadamente en torno a la plaza de Hassan II:

1. Lugar de Hassan II

La Place el Mechouar, una amplia plaza en el corazón de la ciudad, es un hito importante que conecta el casco antiguo con la bulliciosa medina. Con su ambiente vibrante y su pintoresco entorno, esta plaza es un popular punto de encuentro para lugareños y turistas. Tanto si desea admirar la arquitectura antigua de la ciudad como explorar los animados mercados y tiendas de la medina, la plaza el Mechouar es un punto de partida ideal para su viaje.

2. Palacio Real o Palacio Califal

El palacio, que fue originalmente la residencia del sultán durante el Protectorado español, tiene una rica historia y ahora es utilizado por el monarca marroquí como destino vacacional. Con su impresionante arquitectura y su ambiente regio, el palacio es un testimonio del rico patrimonio cultural del país. Sus grandes salones, intrincados detalles y lujoso mobiliario ofrecen una visión de la opulencia y grandeza del pasado. En la actualidad, el palacio se erige como símbolo del legado perdurable de Marruecos y es una atracción popular para los turistas que buscan conocer la rica historia y cultura del país.

3. Un segmento de El Yun

Bajo la Kasbah se esconde una vibrante comunidad rebosante de vida y cultura. Mientras explora la zona, encontrará varios monumentos dignos de mención, como el Mausoleo de Sidi Ahmed El-Nayi, un impresionante testimonio de la rica historia y patrimonio de la región. El zoco el-Fuki, un bullicioso mercado repleto de productos y tesoros exóticos, también está cerca. Para los que buscan iluminación espiritual, la mezquita de El Musaimidi ofrece un lugar sereno y tranquilo para la reflexión y la oración.

4. Kasbah

Enclavada en el corazón de un paisaje intemporal se encuentra una formidable fortaleza, cargada de rica historia y fortificada por el ejército español. A lo largo de los años, la fortaleza se ha erigido en símbolo de fortaleza, soportando numerosas guerras y batallas. Durante el Protectorado español, el ejército amplió la fortaleza, transformándola en un gran cuartel que albergaba a los soldados y sus familias. Hoy en día, la fortaleza sigue siendo un impresionante testimonio del poder y el legado del imperio español.

5. Bab Mkabar

Esta puerta ocupa un lugar especial en la historia de la muralla, ya que es la más antigua que se conserva en la actualidad. Está situado cerca del cementerio, lo que le confiere un ambiente único y un tanto inquietante. La puerta es un testimonio de la artesanía de los constructores que la construyeron, con sus intrincados detalles y su robusta construcción todavía evidentes después de todos estos años.

6. Cementerio

Esta puerta, que data de los primeros tiempos de la construcción de la muralla, está situada cerca del cementerio. A pesar de su antigüedad, sigue siendo fuerte y robusto, testimonio de la habilidad de sus constructores.

7. Distrito de El-Blad

El distrito de los artesanos es un barrio enérgico y vibrante, lleno de artesanos y sus creaciones. La plaza central, Place de l’Usaa, es un bullicioso centro de actividad, donde lugareños y visitantes acuden a curiosear, comprar y socializar. Desde los sonidos de los músicos callejeros y los olores de la deliciosa comida que sale de los cafés cercanos, hasta la colorida variedad de artesanías y productos hechos a mano que se exponen, siempre hay algo que ver y experimentar en esta animada parte de la ciudad.

8. Museo del Nacionalismo Regional

Un museo narra los acontecimientos de Tetuán y la historia de Marruecos hasta la independencia. El museo está ubicado en una estructura del siglo XIX con un hermoso patio interior y vigas de hierro.

9. Museo y Bab el Oqla

La puerta que se alza ante nosotros es una estructura notable, no sólo por su atractivo estético, sino también por su funcionalidad como fortificación en miniatura. Esta puerta sirve de entrada al Museo de Arte Marroquí de Tetuán, también conocido como Museo Etnográfico. Alberga una impresionante colección de muebles, trajes y diversos objetos cotidianos. El museo ofrece una oportunidad única de ser testigo de la influencia andaluza en los artistas locales. Con sus cautivadoras muestras e intrigantes exposiciones, es sin duda una de las atracciones más cautivadoras e intrigantes que ofrece la ciudad.

10. Calle Ahmed Torres

Situada muy cerca de la Mellah, que es el barrio judío de la ciudad, se encuentra una de las principales calles de la medina. Esta bulliciosa calle está repleta de vibrantes colores, sonidos y olores que seguro cautivarán sus sentidos y le dejarán una impresión duradera.

11. Mellah

Enclavada en el corazón del antiguo barrio judío, la Sinagoga Isaac Bengualid es un testimonio de la arquitectura del siglo XIX. Con su intrincado diseño y sus características únicas, sigue cautivando a los visitantes por su rica historia y su importancia cultural.

12. Universidad artesanal

Hay un centro de formación especializado en enseñar artes tradicionales a estudiantes interesados en diversas formas de arte. La instalación está abierta a los turistas que deseen explorar diferentes formas de arte, incluidos los azulejos regionales como el zellige.

Ensanche: La nueva ciudad, el Tetuán andaluz

La «Ciudad Nueva», también conocida como «Ensanche», está situada al oeste de la Medina de Tetuán. En la época en que se estableció esta zona, Tetuán era la sede del Protectorado español en Marruecos. El propósito de la nueva ciudad era ampliar o «ensanchar» la ciudad existente de forma ordenada, lo que facilitaría la circulación de las personas y el flujo del tráfico. En aquella época, los coches empezaban a popularizarse como medio de transporte. Una de las cosas más notables de esta nueva ciudad es que se construyó en estilo arquitectónico andalusí, descendiente de la anterior arquitectura morisca andalusí. Sin embargo, se diseñó con una estética modernista que estaba de moda en aquella época.

Además, la Junta de Andalucía desempeñó un papel importante en la reciente remodelación de la zona, que la modernizó y reforzó sus lazos estilísticos con el sur de España. Este barrio morisco-modernista sirvió de escenario perfecto para la serie de televisión «El tiempo entre costuras», basada en el libro de Mara Dueas. En uno de nuestros viajes se visitan los lugares donde vivió la costurera Sira Quiroga, haciendo una defensa de esta zona. El bulevar Mohamed V atraviesa esta zona de oeste a este y sirve de eje principal. Los puntos de interés se sitúan en las calles que se dibujan en cuadrado y cartabón a ambos lados de esta avenida.

1. Iglesia de la Señora de la Victoria

Construido en 1919, el templo cristiano presume de un diseño ecléctico que no dejará indiferente a nadie. En la actualidad, el templo alberga servicios religiosos y es un lugar hermoso y sereno para visitar.

2. Plaza Moulay El Mehdi

Situada en el corazón de Tetuán (Marruecos), la plaza Moulay El Mehdi es un espacio público histórico que antes se conocía como plaza Primo Rivera. Con su encantadora mezcla de estilos arquitectónicos español y marroquí, la plaza es un popular punto de encuentro para lugareños y turistas. Cuenta con hermosas fuentes, zonas para sentarse a la sombra y un animado mercado donde los visitantes pueden comprar de todo, desde artesanía hasta productos frescos. Tanto si desea relajarse y observar a la gente como explorar la vibrante cultura de la ciudad, la plaza Moulay El Mehdi es un destino imprescindible en Tetuán.

3. Zaouia Isauia

A principios del siglo XIX se construyeron una casa de huéspedes y una escuela islámica. Estas estructuras se erigieron con el propósito de alojar a los viajeros e impartir educación a quienes se interesaban por las enseñanzas islámicas. La casa de huéspedes probablemente estaba equipada con servicios básicos para hacer cómoda la estancia de los viajeros, mientras que la escuela islámica podía tener aulas, una biblioteca y una sala de oración. La construcción de estos edificios durante este periodo pone de manifiesto la importancia de la hospitalidad y la educación en la sociedad de la época.

4. Instituto Cervantes

Enclavada en la vibrante ciudad de Tetuán, Marruecos, existe una notable institución española que asume la noble tarea de educar en lengua española a estudiantes de todo el país. Lo que distingue a esta institución no es sólo su dedicación al fomento de las competencias lingüísticas, sino también su fascinante arquitectura modernista, que sin duda dejará boquiabiertos a los visitantes. Las oficinas de esta institución se encuentran en un magnífico edificio de líneas elegantes, detalles intrincados y un impresionante atractivo visual imposible de pasar por alto.

5. Plaza en Feddan

Situada en el corazón de Tetuán, Feddan es una espaciosa plaza que sirve de popular punto de encuentro y socialización para los lugareños. La plaza está rodeada de una bulliciosa variedad de tiendas, cafés y restaurantes, lo que la convierte en un centro de actividad y un lugar privilegiado para observar a la gente. Con su diseño abierto, sus jardines bien cuidados y sus amplios asientos, Feddan ofrece un ambiente acogedor tanto a visitantes como a residentes. Ya sea para quedar con los amigos, tomar un café o simplemente disfrutar de las vistas y sonidos de la ciudad, Feddan es un destino de visita obligada en Tetuán.

6. Museo Histórico

El museo al que me refiero es el principal de la ciudad, que alberga una extensa colección de artefactos procedentes de los antiguos yacimientos situados en la región norte del país. Si le interesa saber más sobre este museo, puede encontrar información adicional en la página dedicada a los museos.

7. Museo de Arte Moderno

Uno de los lugares más notables de la moderna Tetuán se encuentra fuera de la zona del Ensanche. A pesar de ello, es un bello paraje gracias a que se encuentra en una antigua estación de ferrocarril de arquitectura hispanomusulmana. El lugar ha sido renovado específicamente para este fin, lo que le añade encanto.

Qué hacer cerca de Tetuán

Si tiene intención de quedarse unos días en esta ciudad, quizá quiera pensar en hacer una excursión a los alrededores, que sin embargo incluyen algunas sorpresas intrigantes y lugares encantadores no relacionados con Tetuán. La forma ideal de llegar a estos lugares es planificar un viaje por carretera, en el que nuestra agencia puede ayudarle poniendo a su disposición un coche privado y un chófer. A continuación se indican algunas de las carreteras más intrigantes de los alrededores de Tetuán:

El sendero de la costa mediterránea

Tetuán está a sólo 10 kilómetros de la costa mediterránea, que está muy cerca. Por ello, los tetuaníes y los marroquíes del norte que viven en el país favorecen esta carretera como una de las mejores. Hay hoteles y otros alojamientos orientados al turismo de playa, sol y relax en lugares como Mdiq, Martil, Marina Smir y Cabo Negro.

Visitar Oued Laou

Al emprender esta ruta alternativa hacia la costa, notará un marcado contraste con la anterior. El impresionante paisaje está salpicado de calas y acantilados, creando un entorno de extraordinaria importancia ecológica. Este camino conduce a una zona de veraneo y pesca de larga tradición que ha sabido conservar sus ocupaciones agrícolas y pesqueras tradicionales. Sin embargo, con el tiempo, Oued Laou, el destino final de este camino, ha sido testigo de un cambio en su demografía.

La población se centra ahora más en el turismo interno, atrayendo a visitantes de Tetuán y otras partes de Marruecos. La región cuenta con varias atracciones, como el minarete octogonal de la sinagoga, que se alza sobre el cielo azul claro, el cuartel, recuerdo de la administración española, y los tranquilos barcos pesqueros anclados en la orilla. Si su visita coincide con un sábado, puede explorar la zona cercana a Oued Laou Beni Said, donde se celebra un bullicioso zoco. Le recibirán con una plétora de objetos de alfarería, y es habitual ver burros cargados de mercancías.

Ir a Chaouen

Explore la belleza de Tetuán y Marruecos visitando el pintoresco pueblo azul de Chaouen. A lo largo del viaje, descubra otros lugares fascinantes, como las ruinas arqueológicas prerromanas de Tamuda y el famoso sanatorio antituberculoso de Ben Karrich el-Bahari. Viaje a través de impresionantes bosques de pinos y alcornoques hasta llegar a los sobrecogedores paisajes de Muley Abdeselam. Mucha gente ensalza el legendario monte Jbel el Alam, que se eleva unos 1.200 metros sobre el nivel del mar y ofrece amplias vistas de Tetuán y sus alrededores. Por cierto, Moulay Abdeselam es un santo respetado cuyo mausoleo atrae a visitantes de toda la zona.

Dónde comer o beber en Tetuán

Tetuán es un destino ideal para los amantes de la gastronomía, ya que ofrece la oportunidad de degustar la increíble cocina marroquí. La ciudad es especialmente conocida por su excelente pescado fresco y su maravillosa salsa de anchoas. Si desea conocer la exquisita cocina de Marruecos, Tetuán es uno de los mejores lugares para hacerlo. Los restaurantes de la ciudad suelen servir pescado fresco de alta calidad por su proximidad al océano. Además del marisco, también hay varias cafeterías y pastelerías donde darse un capricho. Para ayudarle a aprovechar al máximo su visita, hemos recopilado una lista de ideas sobre dónde comer, qué hacer y dónde alojarse en Tetuán.

Riad Blanco

Si busca un lugar donde deleitarse con la deliciosa cocina marroquí y de otros países, Zawiya Kadiria Rue es el lugar perfecto. Situado en un animado barrio, este restaurante ofrece un amplio menú a la carta tanto para el almuerzo como para la cena que le dejará con las ganas de elegir. Desde platos tradicionales marroquíes hasta delicias internacionales, su menú tiene algo para todos los gustos. También puede pasar a tomar un aperitivo o un brunch y disfrutar de su acogedor ambiente mientras saborea sus platos favoritos.

Riad El Reducto

Descubra un entorno encantador y pintoresco enclavado entre los muros de un edificio histórico magníficamente conservado. Le encantarán el encanto y el carácter del viejo mundo de este lugar único.

Restaurante La Unión

Enclavado en medio de la bulliciosa avenida Mohamed V, el histórico edificio de La Unión y El Fénix le invita a saborear los auténticos sabores de la cocina casera. Deléitese con una gama de platos tradicionales elaborados con los ingredientes más frescos y servidos con una pizca de cariño.

Café de París

Uno de los cafés más bohemios de Tetuán está situado en la plaza Muley El Mehdi y luce una fachada de cristal. El Café Manila (Adarghal Abdelkader) es también una de las cafeterías más antiguas de la ciudad. La plaza Muley El Mehdi, famosa por sus desayunos y su zumo de aguacate, está a sólo unas manzanas de este lugar. Además, visitar las pastelerías de Tetuán es una deliciosa experiencia cultural, ya que la ciudad y Marruecos conceden gran importancia a la repostería regional. ERRAHMOUNI, situada en el centro del Eixample, en la calle Youssef Ibn Tachfine, es una de las pastelerías más conocidas de la ciudad. Ofrece una intrigante fusión de dulces árabes y españoles.

Dónde comprar en Tetuán

Embárquese en una deliciosa expedición de compras en Tetuán, centrada en la adquisición de artesanía local. Una vía clave para este empeño es la avenida Ben Larbi Torres, convenientemente situada cerca del Palacio Califal. Este vibrante local es un centro para los artesanos locales, estratégicamente organizados por sus áreas de especialización, con un énfasis especial en la joyería exquisita. Dentro de la medina, encontrará numerosos bazares y tiendas que ofrecen una variada gama de artesanía regional, desde teteras, lámparas y alfombras hasta gorras, cerámica de Beni Said, artículos de cuero, esculturas de madera y mucho más.

Aventurarse en el Ensanche, o ciudad nueva, revela tiendas cautivadoras, sobre todo las especializadas en alfombras de tela o rafia, artículos de decoración para el hogar, espejos y mucho más. La Escuela de Artes y Oficios, situada cerca de Bab el Oqla, añade un toque cultural a la experiencia de compra. Aunque no es un espacio comercial convencional, de vez en cuando acoge actos o ferias en los que se exponen las creaciones de los estudiantes, como marroquinería, joyería y cerámica.»

Dónde alojarse en Tetuán

Tetuán, bella ciudad de Marruecos, ofrece una gran variedad de hoteles que se adaptan a diferentes presupuestos y preferencias. La zona del Ensanche es especialmente conocida por sus hoteles, algunos de los cuales cuentan con restaurantes de alta cocina que sirven deliciosos platos preparados por chefs de renombre. Estos hoteles ofrecen lujosos servicios e impresionantes vistas de la ciudad desde sus azoteas. Para quienes busquen una experiencia más tradicional, hay encantadores riads en la medina que han sido renovados a partir de casas históricas. Los riads tienen un patio central y presentan mobiliario tradicional, carpintería y azulejería. En los últimos años se han construido nuevos hoteles a orillas del Mediterráneo, sobre todo complejos vacacionales que cuentan con piscinas, soláriums y otras instalaciones para relajarse.

Recorridos por Tetuán

Pídanos presupuesto sin compromiso

Reciba un presupuesto gratuito y sin compromiso de una empresa marroquí local rellenando el siguiente formulario. Nos especializamos en viajes 100% personalizados, y usted puede personalizar completamente su viaje en su propia lengua.

Empezando por nuestro blog de viajes sobre Marruecos, podrá descubrir los hechos y rasgos marroquíes más significativos. En nuestro blog, las mujeres pueden encontrar más información sobre cómo viajar a Marruecos. La empresa de viajes Vacaciones en Marruecos ofrece blogs de viajes desde Fez, Marrakech, Casablanca y muchos otros lugares.